PLANTA KINGTOM: PREAMBULO RELACIONES CHINA POPULAR-RD. Por Melvin Matthews. La República Popular de China ha inaugurado su primera inversión económica importante en la República Dominicana. Se trata de Kingtom Aluminio, SRl, una planta procesadora de aluminio propiedad del Estado socialista-capitalista chino, localizada en el municipio de Guerra, Monte Planta, al norte de Santo Domingo, un evento que estuvo encabezado la mañana de este martes por el Presidente Danilo Medina, junto a la representación comercial de Beijing, altos funcionarios del gobierno e invitados especiales. Al margen de los beneficios económicos y sociales que contiene la empresa Kingtom Aluminio, SRl para la comunidad de Guerra y sus zonas aledañas en términos de empleos directos e indirectos -cerca de 1,500 puestos, segun se anunció-, quiero destacar el contexto geopolitico y diplomático dentro del cual abre sus puertas la inversión de la superpotencia china. China continental y la Republica Dominicana no tienen relaciones oficiales. Sus nexos son estrictamente comercial con representaciones reciprocas en Beijing y Santo Domingo. Nuestro país pertenece aún al escaso grupo de naciones subdesarrolladas que reconocen a Taipei, Formosa, como la única china, pero ese marco debe cambiar pronto debido a la expansión china, su trascedencia económica y geopolitica en la escena internacional y su consistente acercamiento progresivo hacia la República Dominicana de las últimas décadas, cuyo punto relevante es, precisamente, la inauguración de la empresa de zona franca en Guerra. Creo que este es el mejor momento para oficializar las relaciones entre la RD y China comunista, abandonar con elegante diplomacia el viejo nexo con Taipei y reajustarnos a la escena internacional relacionados a un nuevo socio, que es la poderosa China, que en virtud de su condicion de miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, puede hacer posible la aspiración dominicana de llegar a ser miembro rotatorio del organismo mundial. No debería amedrentar al gobierno del Presidente Medina la actual guerra comercial decretada por el presidente estadounidense Donald Trump contra el regimen chino. Ninguna represalia resulta previsible al ejercer la República Dominicana su derecho soberano a mantener relaciones diplomáticas y comerciales con cualquier país legítimamente reconocido por la comunidad internacional. Hasta ahora, Trump no ha denunciado el DR-CAFTA como un acuerdo comercial injusto para Estados Unidos ni únicamente favorable a la República Dominicana. Por tanto, es hora de ponerle fin a ésta especie de autoaislamiento de la nación china, una superpotencia tan decisiva en la escena internacional como nuestro vecino y socio principal: Estados Unidos de América.

inauguración planta Kingtom

Anuncios

inauguracion planta Kingtom aluminio

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: